Temerario al volante: Las maniobras que están prohibidas

Entérate de la definición de conducción temeraria y descubre por qué hay maniobras que están prohibidas cuando estás al volante, cuáles son sus riesgos y las sanciones que se cursan en cada Estado.

¿Qué se entiende como un comportamiento temerario al volante?

Cuando hablamos de conducción temeraria de vehículos, también conocida como conducción imprudente o peligrosa, nos referimos a la operación de un vehículo de motor de una manera que pone en riesgo la seguridad de los usuarios de la vía pública, los bienes materiales y la vida del propio conductor y sus pasajeros. 

De esta forma, cada año, la imprudencia en la conducción se cobra millones de vidas en las calles a nivel mundial. De hecho, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de un millón de personas mueren anualmente en siniestros viales y unos 50 millones resultan heridos de diversa gravedad.

En México, por su parte, el panorama tampoco es muy positivo: el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que, durante el año 2022, se registraron 377,231 accidentes de tránsito en áreas urbanas y suburbanas, resultando 91,501 personas heridas y 5,181 fallecidos.

Entre las causas, el factor humano es el principal responsable de estas situaciones de riesgo. Por eso, conducir en estado de ebriedad, manejar con exceso de velocidad y utilizar dispositivos que distraen al conductor son algunos de los comportamientos temerarios más comunes y más peligrosos que podemos presenciar en las calles del país. 

En este sentido, las leyes y las sanciones por conducción temeraria varían según la jurisdicción, pero generalmente incluyen multas, pérdida de puntos en la licencia de conducir, suspensión de la licencia e incluso penas de cárcel en casos graves.

Por esta razón, a continuación haremos un repaso por algunas de las conductas temerarias más conocidas y peligrosas, conocerás los riesgos que implica cada una y las sanciones que impone la autoridad de tránsito en cada entidad federativa a los conductores que caen en estas faltas a la normativa.

10 ejemplos de comportamiento temerario en la conducción

Situaciones de riesgo causadas por la conducción temeraria de vehículos en la vía pública hay por montones. Por eso, a continuación te dejamos un listado con 10 ejemplos de comportamiento temerario al volante y su descripción, para que recuerdes evitar este tipo de situaciones siempre.

1. Exceder la velocidad permitida

Sobrepasar el límite de velocidad cuando manejas tu automóvil o motocicleta es una de las principales causas de accidentes de tránsito en México. El máximo de velocidad en cada área o tipo de vía dependerá de la normativa vigente a nivel federal, estatal y municipal, pues cada autoridad define sus propios parámetros.

A nivel federal, por ejemplo, según señala la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial, que rige en los 32 estados mexicanos, los máximos de seguridad que puedes alcanzar por zona son los siguientes: 

  • 30 km/h en calles secundarias y calles terciarias. 
  • 50 km/h en avenidas primarias sin acceso controlado.
  • 80 km/h en carriles centrales de avenidas de acceso controlado. 
  • 80 km/h en carreteras estatales fuera de zonas urbanas; 50 km/h dentro de zonas urbanas.
  • 110 km/h para automóviles, 95 km/h para autobuses y 80 km/h para transporte de bienes y mercancías en carreteras y autopistas de jurisdicción federal. 

Considera que estos límites de velocidad son definidos con base en evidencia científica, con el fin de mantener la velocidad del tránsito bajo un umbral de seguridad que permita salvaguardar la vida de todos los usuarios de la vía pública.

2. Conducir bajo los efectos del alcohol o drogas

Conducir bajo la influencia del alcohol o sustancias psicoactivas puede afectar negativamente la coordinación y el juicio, lo que aumenta el riesgo de accidentes. Por esta razón, cometer esta falta se considera una infracción de tránsito muy grave en todo el país, por lo que conlleva fuertes sanciones para los infractores. 

¿La razón? Los efectos del alcohol y drogas sobre los conductores pueden ser:

  • Función cerebral disminuida.
  • Mala evaluación de situaciones de riesgo y disminución del discernimiento. 
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Los reflejos se ven ralentizados. 
  • Reducción de la capacidad motora y aparición de tambaleos y caídas. 

De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), conducir bajo los efectos del alcohol o en estado de ebriedad aumenta 17 veces el riesgo de sufrir un siniestro de tránsito, comparado con una persona que conduce completamente sobrio. 

Sobre esto, el Reglamento de Tránsito del Estado de México señala que la cantidad de alcohol en la sangre de los conductores de vehículos motorizados que circulan por esta entidad no puede ser superior a 0.8 gramos por litro, y en aire espirado a 0.4 miligramos por litro. 

Para medirlo, existen herramientas que permiten conocer, a ciencia cierta, la carga de alcohol en el organismo de los conductores: la alcoholemia y el alcoholímetro, dos mecanismos diferentes que son utilizados por la Policía para medir y verificar cuándo se está cometiendo esta infracción.

3. Maniobras peligrosas o conducción agresiva

temerario piso flotante

Este punto es un poco más amplio pues incluye diversas maniobras o comportamientos que revisten un riesgo en la conducción y que pueden ser consideradas como maniobras peligrosas que están prohibidas para los conductores que circulan por la vía pública.

Algunos ejemplos de maniobras peligrosas y conducción agresiva son los siguientes: 

  • Circular en sentido contrario.
  • Adelantar a otro carro en lugares prohibidos.
  • Rebasar por mano derecha, invadiendo carriles auxiliares.
  • Invadir una vía peatonal a altas velocidades.
  • Conducir de noche sin luces o faros.
  • Participar en piques o carreras automovilísticas clandestinas. 
  • Conducir en zig zag.
  • Realizar trompos y derrapes en vías transitadas. 
  • Virar en U en sitios no permitidos.

4. Ignorar o desconocer las señales del tránsito

Otra de las causas más recurrentes de multas por infracciones de tránsito es no respetar las normas y señales de tránsito. Estas pueden variar entre un estado y otro, sin embargo, muchas de ellas son señales y reglas estándar, que rigen en todo el territorio nacional.

Por eso, es fundamental que, antes de ponerte tras el volante, conozcas bien las leyes y reglamentos de Tránsito de tu Estado y Municipio, además de realizar los cursos de conducción correspondientes a la hora de tramitar tu licencia de conducir por primera vez, donde aprenderás todo lo que necesitas para manejar sin poner en riesgo la convivencia vial.

A continuación, te dejamos un listado con algunos los principales reglamentos o leyes de tránsito que operan en México, estado por estado: 

5. Cambio de carril peligroso

Realizar cambios de carril bruscos sin señalar o sin verificar adecuadamente si hay otros vehículos en el área es un comportamiento peligroso, que puede provocar colisiones y otros incidentes que afectan a la seguridad pública. 

¿Cómo cambiar de carril de forma correcta y segura? Aquí tienes un detalle paso a paso para cambiar de carril sin correr riesgos:

Paso 1. Señaliza tu intención: Antes de cambiar de carril, asegúrate de activar el indicador de dirección o intermitente para señalar tu intención a otros conductores. Esto les dará tiempo para anticipar tu movimiento.

Paso 2. Verifica tus espejos: Antes de hacer el cambio, mira en tus espejos retrovisores para asegurarte de que no haya vehículos en el carril que deseas ocupar. Esto incluye el espejo interior y los espejos laterales.

Paso 3. Verifica el punto ciego: A pesar de los espejos, puede haber un área detrás de tu vehículo que no se ve en los espejos. Gira la cabeza rápidamente y mira por encima del hombro en la dirección en la que deseas cambiar para asegurarte de que no haya vehículos en tu punto ciego.

Paso 4. Ajusta tu velocidad: Asegúrate de que estás viajando a una velocidad segura y adecuada para el tráfico. Evita cambiar de carril si vas demasiado rápido o demasiado lento en comparación con el flujo de tráfico.

Paso 5. Mantén una distancia segura: La distancia de seguridad con el vehículo delante de ti y el vehículo detrás de ti es clave como precaución para evitar problemas con otros carros durante la maniobra. 

Paso 6. Realiza el cambio de carril: Cuando estés seguro de que no hay vehículos en tu punto ciego y tienes suficiente espacio para hacer el cambio de carril, comienza a moverte lentamente hacia el carril deseado. Mantén una velocidad constante y gira el volante suavemente, evitando movimientos bruscos.

Paso 7. Desactiva el indicador de dirección: Una vez que te encuentres en el nuevo carril de manera segura, apaga el indicador de dirección para que otros conductores sepan que has completado tu maniobra.

Paso 8. Continúa vigilante: Después de cambiar de carril, continúa vigilando tus espejos y prestando atención a los vehículos a tu alrededor para mantenerte al tanto del tráfico.

Recuerda que la seguridad es la prioridad al cambiar de carril. Siempre debes respetar las leyes de tráfico y considerar las condiciones de la carretera y el tráfico antes de realizar este tipo de maniobras.

6. Distracciones en la conducción: Conducir usando el teléfono

temerario al volante celular

Usar el teléfono móvil, enviar mensajes de texto o realizar otras actividades que distraen al conductor de la carretera y su entorno es un comportamiento temerario al volante que se considera una infracción de tránsito e implica multas y sanciones para los conductores que cometen esta falta.

Esto se explica porque al poner atención al dispositivo para atender una llamada, responder un texto o buscar una canción en el teléfono móvil afecta tu concentración en el camino y pierdes la atención en condiciones del exterior, por lo que estás más propenso a causar accidentes viales y todo tipo de inconvenientes. 

Por eso, cada vez que te pongas en el asiento del piloto, guarda tu teléfono y evita ser sancionado por la autoridad de Tránsito, ya que esta imprudencia te podría salir muy caro e incluso podría cobrar vidas.

7. No ceder el paso a peatones

No detenerse en un cruce de peatones para permitir que los peatones crucen de manera segura es otra conducta de riesgo que se puede considerar como conducción temeraria. Esto pone en peligro la integridad física de las personas que se desplazan caminando, quienes componen el grupo prioritario en el uso del espacio vial.

Así lo explica el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, por ejemplo, donde se señala que la jerarquía de prioridad para la utilización de la vía pública sigue este orden:

  1. Peatones; en especial personas con discapacidad y movilidad limitada.
  2. Ciclistas.
  3. Usuarios del servicio de transporte público de pasajeros.
  4. Prestadores del servicio de transporte público de pasajeros.
  5. Prestadores del servicio de transporte de carga y distribución de mercancías.
  6. Usuarios de transporte particular automotor y motociclistas.

De hecho, no respetar el paso de los peatones en áreas especialmente destinadas al tránsito de este grupo de usuarios es considerado una infracción de tránsito y conlleva multas y sanciones en todos los estados del país, pues se pasa a llevar una regla básica para la buena convivencia vial.

8. Ignorar las condiciones climáticas

Conducir sin atender a las condiciones climáticas adversas, como lluvia intensa o nieve, te impedirá ser precavido y ajustar la velocidad y la distancia de seguimiento en este tipo de situaciones. 

Recuerda que, cuando las condiciones climáticas se complican, la visibilidad desde la cabina hacia afuera se reduce, por lo que, tanto los vehículos como peatones y ciclistas serán menos notorios que en condiciones meteorológicas normales. 

Por eso, si vas a conducir, asegúrate de que puedes hacerlo apropiadamente con esas condiciones de visibilidad y evita manejar si está lloviendo muy fuerte o nevando, pues la adherencia de los neumáticos al suelo y la maniobrabilidad del carro también se ven disminuidas. 

9. No respetar la luz roja del semáforo

temerario luz roja semáforo

Un semáforo con su luz roja encendida solo quiere decir una cosa: ¡detente! Estos dispositivos se encuentran principalmente en intersecciones viales e indican que se acabó el tiempo para que el tránsito que circula por tu misma vía avance y, por ende, es el turno de los otros usuarios para utilizar la calzada.

De hecho, pasarse una luz roja del semáforo es una de las principales causas de accidentes de tránsito y de atropello a peatones en México. Por eso, poner atención a las luces de los semáforos y respetar siempre sus indicaciones es de vital importancia para la seguridad pública y la buena convivencia vial.

10. Manejar cansado

Conducir un vehículo motorizado estando cansado o en condiciones físicas y mentales deficientes también se considera un comportamiento temerario al volante, pues las capacidades para manejar un automóvil se ven mermadas. 

Considera que el tiempo de respuesta de una persona ante una emergencia es de 0.75 segundos, pero esto aumenta si estás cansado o en estado de ebriedad, por eso la distancia de seguridad es otro factor relevante cuando estás conduciendo en estas condiciones. 

Como sugerencia, evita ponerte en el puesto del conductor y cede el lugar a otra persona que pueda manejar si es necesario. De lo contrario, tómate un tiempo prudente para descansar antes de salir, así evitarás el peligro que implica salir a la vía pública con sueño o cansancio extremo. 

¿Hay sanciones para un conductor temerario? 

temerario sanciones moto

Como te adelantamos en secciones anteriores, una conducción temeraria no solo es un problema para las personas que circulan por la vía pública en el mismo momento que el conductor imprudente, sino también para él mismo, puesto que se arriesga a una serie de sanciones que se imponen a causa de una infracción de tránsito.

Las sanciones para las faltas a la normativa de Tránsito dependen de la administración de cada Estado, por lo que pueden variar entre una entidad y otra. Así, algunas de las sanciones que son comunes a la mayor parte de los estados son las siguientes: 

  • Amonestación: Es una advertencia que hace la autoridad de tránsito a un conductor, pasajero o peatón que esté incumplimiento la normativa vigente. 
  • Retención del vehículo: Algunas faltas conllevan a la retención del automóvil por parte de la autoridad, en el mismo lugar donde se encuentra. Esto se hace con el fin de esperar que el conductor resuelva un problema momentáneo.
  • Corralones: En casos más graves, como de abandono de unidades en la calle o conducción en estado de ebriedad, podrían llevarse tu auto a corralones o depósitos vehiculares, y los cargos por el servicio de grúa y multas deberás pagarlos tú.
  • Arresto administrativo: En algunos estados, las infracciones más graves podrían costarte arrestos acotados en estaciones de policía.
  • Retiro, suspensión o cancelación de la licencia de conducir: Dependiendo de la infracción y la cantidad de veces que se ha reincidido en ella, es posible que te quiten el documento por un tiempo o permanentemente.
  • Multa: Por último, están las multas, que son el tipo de sanción más conocida y corresponde a una suma de dinero que hay que pagar para limpiar los papeles del auto y saldar el adeudo por infracción de tránsito.

Esta última sanción es la que corresponde en la mayoría de los casos de conducción imprudente o temeraria que mencionamos a lo largo de este artículo, ya sea porque se encuentre definida específicamente como comportamiento temerario al volante o por las demás faltas mencionadas que caben en la categoría de conducta peligrosa del conductor.

A continuación, revisa las multas que se ponen en los principales estados del país a quienes cometan las siguientes faltas a la normativa, consideradas como conducción imprudente o temeraria, y sus costos en Unidades de Medida y Actualización (UMA) y su equivalencia en pesos mexicanos para el año 2023. 

1. Conducción temeraria o maniobras riesgosas

  • Aguascalientes: no especifica.
  • Ciudad de México: 10, 15 o 20 veces la UMA (de $1,037.4 a $2,074.8).
  • Guanajuato: 20 a 30 veces la UMA (de $2,074.8 a $3,112.2).
  • Jalisco: no especifica.
  • Estado de México: 70 a 80 UMA ($2,074.8).
  • Veracruz: 70 a 80 UMA (de $7,261.8 a $8,299.2).
  • Yucatán: 16 a 18 días de salario mínimo vigente (entre $3,319.04 y $3,733.92, según los valores vigentes a la fecha de esta redacción).

2. Exceder la velocidad permitida

  • Aguascalientes: 10 a 15 UMA (de $1,037.4 a $1,556.1).
  • Ciudad de México: 10, 15 o 20 veces la UMA (de $1,037.4 a $2,074.8).
  • Guanajuato: 10 a 50 veces la UMA (de $1,037.4 a $5,187).
  • Jalisco: 10 a 30 UMA (de $1,037.4 a $2,074.8).
  • Estado de México: 10 a 20 veces la UMA (de $1,037.4 a $2,074.8).
  • Veracruz: 70 a 80 UMA (de $7,261.8 a $8,299.2).
  • Yucatán: 16 a 18 días de salario mínimo vigente (entre $3,319.04 y $3,733.92).

3. Conducir bajo los efectos del alcohol o drogas

  • Aguascalientes: 50 a 300 UMA (de $5,187 a $31,122).
  • Ciudad de México: 60 veces la UMA ($6,224.4), arresto administrativo inconmutable de 20 a 36 horas, 6 puntos de penalización a la licencia para conducir y remisión del carro al depósito vehicular.
  • Guanajuato: 10 a 15 veces la UMA (de $1,037.4 a $1,556.1). Si es muy notorio, la multa será de entre 100 a 120 UMA (de $10,374 a $12,448.8).
  • Jalisco: 150 a 200 UMA (de $15,561 a $20,748).
  • Estado de México: 20 UMA ($2,074.8).
  • Veracruz: 80 a 115 UMA (de $8,299.2 a $11,930.1), además de 24 a 36 horas de arresto administrativo inconmutable.
  • Yucatán: 19 a 100 días de salario mínimo vigente (entre $3,941.36 y $20,744).

4. Ignorar o desconocer las señales del tránsito

  • Aguascalientes: 10 a 20 UMA (de $1,037.4 a $2,074.8).
  • Ciudad de México: 10, 15 o 20 veces la UMA (de $1,037.4 a $2,074.8).
  • Guanajuato: 5 a 100 veces la UMA (de $518.7 a $10,374), dependiendo de la señal que ignores.
  • Jalisco: no especifica.
  • Estado de México: 20 UMA ($2,074.8).
  • Veracruz: 35 a 40 veces la UMA (de $3,630.9 a $4,149.6).
  • Yucatán: 1 a 15 días de salario mínimo vigente (entre $207.44 y $3,111.6).

5. Cambio de carril peligroso

  • Aguascalientes: 1 a 5 veces la UMA (de $103.74 a $518.7).
  • Ciudad de México: 10, 15 o 20 veces la UMA (de $1,037.4 a $2,074.8) + 3 puntos a la licencia de conducir. 
  • Guanajuato: no especifica.
  • Jalisco: 1 a 5 veces la UMA (de $103.74 a $518.7).
  • Estado de México: 5 UMA ($518.7).
  • Veracruz: 30 a 40 veces la UMA (de $3,112.2 a $4,149.6).
  • Yucatán: 6 a 8 días de salario mínimo vigente (entre $1,244.64 y $1,659.52).

6. Distracciones en la conducción: Conducir usando el teléfono

  • Aguascalientes: 30 a 100 veces la UMA (de $3,112.2 a $10,374).
  • Ciudad de México: 30 a 35 veces la UMA (de $3,112.2 a $3.630,9) + 3 puntos a la licencia de conducir. 
  • Guanajuato: no especifica.
  • Jalisco: 5 a 10 veces la UMA (de $518.7 a $1,037.4).
  • Estado de México: 20 UMA ($2,074.8).
  • Veracruz: 26 a 40 veces la UMA (de $2,697.24 a $4,149.6).
  • Yucatán: 19 a 25 días de salario mínimo vigente (entre $3,941.36 y $5,186).

7. No ceder el paso a peatones

  • Aguascalientes: 16 a 20 veces la UMA (de $1,659.84 a $2,074.8).
  • Ciudad de México: 20 a 30 veces la UMA (de $2,074.8 a $3,112.2) + 3 puntos a la licencia de conducir. 
  • Guanajuato: 20 a 30 veces la UMA (de $2,074.8 a $3,112.2) + 3 puntos a la licencia de conducir.
  • Jalisco: 1 a 5 veces la UMA (de $103.74 a $518.7).
  • Estado de México: 5 UMA ($518.7).
  • Veracruz: 45 a 80 veces la UMA (de $4,668.3 a $8,299.2).
  • Yucatán: 16 a 18 días de salario mínimo vigente (entre $3,319.04 y $3,733.92).

8. No respetar la luz roja del semáforo

  • Aguascalientes: 10 a 15 veces la UMA (de $1,037.4 a $1,556.1).
  • Ciudad de México: 10, 15 o 20 veces la UMA (de $1,037.4 a $2,074.8) + 3 puntos a la licencia de conducir. 
  • Guanajuato: 10 a 20 veces la UMA (de $1,037.4 a $2,074.8).
  • Jalisco: 1 a 5 veces la UMA (de $103.74 a $518.7).
  • Estado de México: 5 UMA ($518.7).
  • Veracruz: 70 a 80 UMA (de $7,261.8 a $8,299.2).
  • Yucatán: 16 a 18 días de salario mínimo vigente (entre $3,319.04 y $3,733.92).
¿Comprarás un carro usado?
Consulta su historial de placas actualizado en el Informe Autofact
user-vehicle
Autofact

¡No seas un temerario al volante! 10 Consejos para conducir de forma prudente y segura

Para terminar, a continuación, te proporcionamos un listado de sugerencias para que no incurras en comportamientos temerarios cuando estás al volante y, así, no corras los peligros que describimos a lo largo de este artículo, elevando la seguridad en las calles para todos los usuarios de la vía:

  1. Haz el mantenimiento preventivo de tu vehículo cuando corresponda. 
  2. Mantén la distancia de seguridad con los demás automóviles en la vía. 
  3. No te olvides de usar siempre el cinturón de seguridad cuando estés conduciendo o a bordo de un carro. 
  4. Asegúrate de que los neumáticos estén en buen estado porque pierden adherencia con el suelo cuando están desgastados.
  5. Descansa lo suficiente y aliméntate bien antes de conducir, especialmente antes de un viaje largo.
  6. No consumas alcohol ni drogas antes ni durante la conducción. 
  7. Enciende las luces del auto cuando las condiciones de visibilidad sean adversas. 
  8. Pon atención con las normas de vialidad y las señales de tránsito del Estado en que manejas. 
  9. Cede el paso cuando sea necesario, según la jerarquía de prioridades para el uso de las vialidades. 
  10. Controla tus emociones cuando estés tras el volante y no te dejes afectar por la mala actitud de otros conductores temerarios o imprudentes. 

En definitiva, prestar cuidadosa consideración a todos estos aspectos te permitirá mantener tu vehículo en condiciones óptimas, cumplir con tus responsabilidades como conductor y eludir sanciones y multas por infracciones de las normativas viales, evitando así los riesgos de una conducción temeraria.

Compartir
Subir