Gastos asociados a tener un vehículo en México

La documentación, la gasolina, mantenimientos y reparaciones son algunos de los puntos críticos a la hora de tener un carro. Eso, fuera del costo por comprar un coche. Si eres cuidadoso con los mantenimientos y no andas a grandes aceleradas, podrías ahorrar en reparaciones y en gasto de combustible.

Gastos por tener un carro: más allá de la compra 

Comprar un carro es una inversión por un lado y un constante gasto por otro. Sí, aunque es un bien que luego podrás vender, mientras tengas el carro tendrás que gastar dinero y en algunos casos, no es poco.  

Fuera de los gastos de compra del propio vehículo, sí o sí tendrás que gastar periódicamente en tener su documentación al día, sus mantenciones, reparaciones, cargas de combustible, multas y estacionamientos, entre otros. 

Si bien algunos gastos dependen del modo en cómo se utiliza el carro, como las multas o estacionamiento, en general todos estos gastos probablemente tendrás que solventarlos tarde o temprano. Al mismo tiempo, valores como el seguro o la tenencia, dependen de las características del carro.  

Uno a uno todos los gastos por tener un carro 

A continuación, te detallamos todos los factores adicionales a la compra de un vehículo, que generan gastos:

Gasto en combustible

Los gastos en gasolina o diésel son el más cotidiano de todos los gastos que tendrás que hacer si es que tienes un carro.  

Dependiendo del modelo del vehículo y de cuánto o cómo uses el coche, el monto puede variar. Hay carros de motores grandes que están lejos de ser eficientes en su gasto de combustible, pudiendo rendir sólo 10 kilómetros por litro, o menos.  

Por otro lado, la tendencia de la industria en términos de gastos de combustible es consumir cada vez menos. En su momento sorprendieron aquellos carros que consumían 20 km/l y hoy, con la llegada de las mejores en inyección y de los autos híbridos, se apunta hacia los 30 km/l o incluso más.  

¿Cómo saber cuánto gasta mi vehículo?

Si quieres saber cuánta gasolina o diésel consume tu carro y no tiene un indicador que te lo diga, la cuestión es fácil.

  • Paso 1: Llena el tanque de combustible.
  • Paso 2: Anota el kilometraje. 
  • Paso 3: Luego, circula, unos 100 kilómetros y vuelve a llenar el tanque.  

De esta manera, el gasto de combustible estará dado por la cantidad de litros que tuviste que ocupar para llenar nuevamente el tanque luego de andar esos 100 kilómetros. Es decir, la cantidad de kilómetros recorridos, por ejemplo 100, dividido por la cantidad de litros que fueron necesarios para llenar. 

Puedes hacer este cálculo circulando solo en la ciudad, en ella y en carreteras; o solo en carreteras. Así podrás saber el rendimiento urbano, mixto y extraurbano del carro respectivamente.  

Considera que para llenar un tanque de 50 litros con gasolina magna, que cuesta a la fecha $22.198, necesitarás $1,109.9. 

Ojo que el cómo conduzcas puede influir en este ítem, puesto que, si andas rápido, o bien a altas revoluciones, tu carro gastará más. La misma situación se da si el carro no tiene todas sus mantenciones o las llantas no están bien calibradas.  

Mantenimientos mecánicos: Un costo ineludible

Quieras o no, los mantenimientos y las reparaciones tendrás que hacerlas, de lo contrario, la vida útil de tu carro corre peligro.  

Respecto de los mantenimientos preventivos, tendrás que considerar lo siguiente:

El gasto de estos ítems tendrá que ver específicamente con la marca y modelo de tu carro, puesto que hay repuestos más caros que otros y vehículos que utilizan más o menos lubricante. Misma situación, por ejemplo, con las ruedas, puesto que los neumáticos grandes de un SUV nunca valdrán lo mismo que aquellos pequeños de un citycar.  

Si tu auto presenta fallas, deberás hacer las reparaciones y/o mantenimientos correctivos, si no te quedarás sin carro en el corto plazo, lo que podría ser más costoso.  

Cuando repares algún desperfecto, no escatimes en gastos e intenta comprar repuestos originales o a lo menos de buena calidad; no compres aquella refacción alternativa que es más barata, recuerda que lo barato sale caro.  

Lavado del auto: un costo que te podrías ahorrar

Respecto del lavado del carro, tiene una componente estética y otra de mantenimiento. Por el lado estético, cualquiera querrá tener su carro limpio por dentro y por fuera, sobre todo si quiere lucir el coche frente a los demás.  

Respecto del mantenimiento, gracias a un buen lavado del carro te evitas problemas con la pintura, la corrosión y el óxido de algunas partes. Por ejemplo, si vives en lugares húmedos, un buen lavado impedirá que llegue el óxido a cualquier parte del carro.  

Si vives en zonas de tierra o te gusta el 4x4 en el barro, también es bueno lavarlo bien, sobre todo por abajo, puesto que las acumulaciones de barro en el chasis u otros componentes, llevará consigo humedad que podría oxidar parte del carro.  

Podrías ahorrarte un buen dinero si el carro lo lavas tú mismo, tal cómo te explicamos para lavarlo paso a paso

El pago anual de tenencia y refrendo

La tenencia y el refrendo son dos impuestos que debes pagar anualmente. Uno de ellos se paga por el hecho de tener el carro y el otro por el hecho de tener placas y con ellas circular por calles, autopistas y carreteras del país. 

Generalmente, ambos impuestos se pagan una vez al año, antes del 31 de marzo; aunque en el caso de la tenencia, hay algunos estados, como Chiapas, que no cobran este impuesto, o como Guanajuato, dónde sólo algunos vehículos asumen el costo de la tenencia.

Los procedimientos para pagar tenencia y refrendo varían un poco en cada estado y es por eso que debes estar al corriente sobre cómo hacer este trámite en donde vives. 

En CDMX, el refrendo en 2023 cuesta $658; mientras que la tenencia dependerá de varios factores relacionados con el valor del carro. Por la depreciación del mismo, ese valor irá disminuyendo año a año. 

Pagar la verificación vehicular

La verificación vehicular es un trámite que se hace anualmente, dos veces al año, en casi todo México, con algunas excepciones donde el trámite es voluntario

La verificación vehicular busca que los carros que circulan por los distintos estados del país no sobrepasen los estándares de emisiones contaminantes establecidos para cuidar el medio ambiente.  

Lo bueno de la verificación vehicular es que es un incentivo a que hagas los mantenimientos preventivos del carro, puesto que problemas en la inyección, en el sistema de escape o con el propio motor, podrían elevar los niveles de emisiones a rangos inaceptables. Además, en la verificación se checan frenos, dirección y otras variables mecánicas. 

En CDMX la verificación vehicular en 2023 cuesta $677. 

Debes tener presente que, si no haces la verificación dentro del plazo que le corresponde a tu carro según calendario, deberás pagar la multa por verificación extemporánea, trámite que te da un plazo de 30 días para acudir a un verificentro. 

En tanto, si eres controlado por los agentes de tránsito y no tienes la verificación al día, te impondrán una multa de tránsito. Por ejemplo, en la CDMX, la multa por no verificar tu carro es de 20, 25 o 30 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA) vigente. 

Seguro de responsabilidad civil

Este seguro es obligatorio desde hace casi 5 años en todo el país y es el tipo de seguro más básico que debe tener cualquier carro. 

Entre las coberturas que presta, destacan la reparación de daños materiales y asistencia médica a terceros y cobertura de gastos funerarios en caso de muerte accidental. 

Si quieres tener tu carro al día, debes contar con este seguro. Eso sí, tu carro no estaría asegurado, para eso existen otros tipos de seguro que cubren daños a tu coche y a ti como persona. 

El costo del Seguro de Responsabilidad Civil y daños a terceros dependerá de los datos del carro, así como del conductor. También dependerá de la aseguradora donde contrates esta póliza. La multa en CDMX por no tenerlo puede ir de 20 a 40 Unidad de Medida y Actualización (UMA), monto máximo que asciende a $4,149 en CDMX.  

Costo del alta y baja de placas

Como deberás saber, las placas son la identificación e individualización de cualquier vehículo, no solo en México, sino que en todo el mundo.  

Sin las placas del carro no puedes circular ni por calles ni carreteras, por lo que debes contar con ellas sí o sí. Si adquieres un carro nuevo, seminuevo o usado, deberás dar de alta las placas del vehículo; que a la vez te otorgará la tarjeta de circulación y la calcomanía respectiva.  

Además, para el caso de carros seminuevos o usados, las placas fueron dadas de baja por el dueño anterior antes de venderte el carro. Quien vende su coche debe dar de baja las placas, para que el dueño siguiente haga el alta. 

Esto se hace para que el dueño anterior se desligue de toda responsabilidad civil o penal del carro. Al mismo tiempo, si el nuevo dueño es de otra entidad federativa, entonces con mayor razón debe contar con las placas propias del estado donde vive.  

En resumen, el alta de placas se hace al comprar un vehículo sea nuevo o usado; mientras que la baja de placas se debe hacer en caso de robo, pérdida de placas y el mencionado cambio de propietario. 

En materia de costos, en CDMX la tarjeta de circulación cuesta $375, mientras que el alta de placas $842

¿Comprarás un carro usado?
Consulta su historial de placas actualizado en el Informe Autofact
user-vehicle
Autofact

Costos del cambio de propietario

En cualquier caso de compra y venta de carros, es necesario hacer el trámite de cambio de propietario, pues es la única opción para que el vendedor del auto se desligue de cualquier responsabilidad, mientras el nuevo dueño las asuma.  

Debes saber que hay un plazo para hacer este trámite que puede llegar hasta 30 días en el estado de México; y si no lo haces, arriesgas multa equivalente a 5 UMA; es decir $518.7 en 2023. A su vez, en el propio estado de México el costo de este trámite es de $508 y $375 en la CDMX

Licencia de conducir: Un gasto base

La licencia de conducir, si bien no tiene que ver directamente con los costos asociados a ser propietario de un carro, sí tiene que ver con el costo de poder conducirlo.  

La licencia tipo A en México tiene diferentes costos, dependiendo de la cantidad de años de vigencia de este documento. En el estado de México el costo por esto va entre $634 y $1,509, dependiendo si quieres uno o cuatro años de vigencia, respectivamente.   

Sin la licencia de conducir te arriesgas a multas que van a variar dependiendo del estado donde infrinjas esta norma. Así que, si vas a conducir tu carro, sí o sí debes obtener tu licencia.  

Estacionamiento: Un costo variable

Quizás uno de los casos más relativos de todos, tiene que ver con el costo de los estacionamientos. Primero, porque va a depender de cada plaza de estacionamiento el valor por minuto, hora, día o mes; también va a depender de si usas o no este tipo de servicios, pues hay personas que tarde, mal y nunca lo usan.  

Costos en peajes

Si bien los peajes también podrían ser gastos relativos, para quienes usan algunas rutas concesionadas, es obligatorio pagarlos sin posibilidad de evitarlos.  

El monto de dinero para usar este servicio va a depender de varios factores, como del peaje en particular y, en algunos casos, los horarios o días cuando se transita por dichas rutas

Multas de tránsito: Un gasto que deberías evitar  

Dime cómo conduces y te diré qué multas podrías sufrir. Es así, dependiendo de las conductas al conducir, tendrás que pagar multas o no.  

Algunas de las multas más comunes en 2023 según publicó Publimetro México son: 

  • No respetar el paso peatonal: 10 y hasta 80 UMAS, de $1,037.40 hasta $8,299.20 pesos. 
  • Insultar, denigrar o golpear a algún agente de tránsito: 10 y hasta 30 UMAS, de $1,037.40 a $3,112.20 pesos. 
  • Usar el claxon de manera indebida: 5 y hasta 10 UMAS: $518.70 a $1,037.40 pesos. 
  • Dar vuelta en el carril incorrecto: 5 hasta 10 UMA: $518.70 a $1,037.40 pesos. 
  • Circular en sentido contrario: 10 hasta 20 UMAS: $1,037.40 a $2,074.80 pesos. 
  • No usar la direccional al dar la vuelta: 5 hasta 10 UMAS: $518.70 a $1,037.40 pesos. 
  • No respetar los límites de velocidad: 10 hasta 20 UMAS: $1,037.40 a $2,074.80 pesos. 
  • Dar la vuelta en U en lugares no permitidos: 20 hasta 30 UMAS: $2,074.80 a $3,112.20 pesos. 
  • Circular en carriles exclusivos para el transporte público: 20 hasta 30 UMAS: $2,074.80 a $3,112.20 pesos. 
  • Estacionarse en doble o triple fila: 10 hasta 20 UMAS: $1,037.40 a $2,074.80 pesos. 
  • No dar prioridad a vehículos de emergencia, como ambulancias: 10 hasta 20 UMAS: $1,037.40 a $2,074.80 pesos. 
Compartir
Subir