Menú

¡Precaución! 15 cosas que debes hacer antes de manejar un carro

Descubre las medidas más importantes de precaución que debes poner en práctica antes de manejar un carro, con el fin de tener un viaje más cómodo y seguro siempre.

¿Por qué es importante tener precaución al manejar un carro?

Existen ciertos requisitos que todos los conductores de vehículos automotores deben cumplir si quieren transitar por las calles de México. Una edad mínima para conducir, documentos y exámenes son algunas de las obligaciones de todo buen conductor, así como conocer las regulaciones de tránsito en su estado y tener la debida precaución al circular por la vía pública.

En este sentido, la Real Academia Española define la palabra “precaución” como “reserva, cautela para evitar o prevenir los inconvenientes, dificultades o daños que pueden temerse”.  En síntesis, se trata de una de las cualidades más importantes que deben tener los automovilistas con el fin de mejorar la seguridad al volante y promover la buena convivencia vial. 

¿Sabías que la mayoría de los accidentes de tránsito ha sido causado por la negligencia de los conductores? Así es, y considerando los miles de fallecidos por estos motivos cada año, tener precaución es un mandato ineludible si no queremos seguir alimentando las estadísticas de siniestros viales en el país. 

¿Cómo lograrlo? A continuación, te dejamos un completo listado con las 15 cosas que siempre debes hacer como medida de precaución antes manejar un carro, y que te serán muy útiles en el día a día, ya sea que estés aprendiendo a conducir o que tengas experiencia en la materia. 

Checa Gratis si un auto tiene adeudo de multas y tenencias

1. Aprende a hacer las revisiones básicas del motor

Un buen conductor no puede andar por ahí sin conocer el motor de su vehículo o sin saber hacer las revisiones de rutina más básicas que se suelen hacer, como los niveles de líquidos como el refrigerante del motor, aceite de motor, líquido de frenos y del limpiador del parabrisas, pues son elementos esenciales para un buen desempeño del carro.

Por esta razón, una de las primeras cosas que debes aprender es abrir el cofre del carro y observar estos puntos clave que juegan un rol fundamental en la conducción, ya que una revisión preventiva te puede salvar de grandes desperfectos y problemas que pueden aparecer posteriormente, como por ejemplo:

  • Aumento en la temperatura del motor.
  • Daños en componentes internos del motor.
  • Funcionamiento anormal de los frenos.

Además, recuerda que el aceite de motor se debe cambiar cada cierto tiempo, dependiendo del tipo de carro y el nivel de uso que le das al vehículo. Generalmente, la recomendación de los fabricantes es hacer el recambio cada 5,000 o 10,000 km recorridos, pero siempre conviene checar directamente el estado del aceite inspeccionando la varilla indicadora en el motor.

2. Conoce el correcto funcionamiento de las luces del coche

Las luces de un automóvil o motocicleta son otro de los elementos de seguridad indispensables que no pueden faltar ni fallar, sobre todo si conduces en horarios nocturnos o te encuentras con condiciones meteorológicas adversas, en medio de una tormenta o en sitios con mucha niebla.

Eso sí, ten cuidado con qué tipo de luz es necesario llevar encendida en cada situación, ya que existen distintos faros en tu auto y cada uno tiene su propósito, tal como puedes ver a continuación:

  • Luces bajas: Son las luces de corto alcance, que debes utilizar siempre que las condiciones de visibilidad lo ameriten, en horarios nocturnos, días nublados y también si transitas fuera del radio urbano, en carreteras y autopistas.
  • Luces de largo alcance: Son los faros más potentes de un vehículo y llegan a unos 150 metros de alcance frontal. Están especialmente diseñados para condiciones de visibilidad muy deficientes y debes tener cuidado si estás en la ciudad o en lugares de alto flujo de tránsito, pues podrías estar deslumbrando a los demás conductores y, de paso, cometiendo una infracción a la normativa vigente. 
  • Luces diurnas o de posición: Ubicadas en la parte delantera y posterior del vehículo, su único propósito es informar a otros automovilistas de la posición y tamaño de tu carro, pero no debes circular con ellas encendidas.
  • Luces de freno: Son aquellas que se encienden cada vez que presionas el pedal del freno de tu vehículo, y que se pueden ver desde la parte posterior, de color rojo, como un aviso de precaución para los conductores que vienen detrás de ti.
  • Luces de emergencia: Reservadas solo para casos de emergencia, son accionable desde un botón ubicado en el panel del conductor, con forma de triángulo rojo, que enciende un set de luces intermitentes de color anaranjado.
  • Luces direccionales: Similares a las intermitentes de emergencia, estos se pueden encender por separado (derecha/izquierda) para señalar la dirección hacia donde se pretende virar.
  • Luces antiniebla: No son obligatorias, pero sí muy útiles, especialmente si vives en sitios donde hay mucha niebla, pues son luces orientadas a una altura más baja que los faros frontales, previniendo que la niebla se transforme en un muro color gris que no te deje conducir tranquilamente.

3. Revisar la condición de las llantas

llantas o neumáticos sobre un fondo negro

Las llantas son uno de los componentes más importantes de todo el vehículo, pues son los principales puntos de apoyo que tiene con el piso y le brindan adherencia y estabilidad al automóvil. Por esta razón, es muy importante que te des el tiempo para revisar tu estado de forma periódica.

Para esto, recuerda que la banda de rodamiento tiene un patrón de surcos que la cubren por completo y que son los encargados de asegurar la adherencia necesaria entre el vehículo y la superficie del arroyo vehicular. Sin estos, se hace muy peligroso conducir, sobre todo por superficies mojadas, congeladas y, en general, cualquiera que tenga poco roce.

Sobre esta materia, la normativa de Tránsito vigente dice que el mínimo aceptable de profundidad del dibujo de la banda de rodamiento es de 1.6 mm. Una medida menor no solo te pone en peligro de sufrir siniestros viales, también te expone a una multa de tránsito.

4. Ten a mano los documentos obligatorios del carro

Asegúrate de que no te falta ninguno de los documentos que son obligatorios para todo conductor de vehículos automotores, los cuales están establecidos en el Reglamento de Tránsito de cada una de las entidades federativas.

Los documentos que exige la ley, en general, son los siguientes:

Antes de salir de casa en coche, revisa tu documentación y comprueba que no falta ninguno de estos papeles que siempre debes portar si estás conduciendo, y que serán solicitados por la autoridad en caso de un control policial o un accidente de tránsito. 

5. Checa los elementos de emergencia de tu coche

Otra exigencia que debes cumplir si quieres conducir tu vehículo por la vía pública es contar con un kit de emergencia en todo momento, el cual será indispensable para afrontar situaciones complejas, como un accidente con heridos, la ponchadura de una llanta o un incendio a causa de una falla de alguno de los sistemas del auto. 

Los elementos que se incluyen en este kit obligatorio son:

6. Comprobar la información que entrega el tablero del conductor

tablero de instrumentos del conductor, con sus testigos encendidos

El tablero de informaciones del vehículo es el principal canal de comunicación que tiene tu vehículo para hacerte saber el estado actual del vehículo, el funcionamiento de los diversos sistemas que tiene y las principales fallas que puede sufrir en la ruta.

En este tablero encuentras algunos instrumentos de medición que entregan importantes datos al conductor, como:

  • Velocímetro: Es el medidor de velocidad del vehículo y es esencial si no quieres sobrepasar los límites permitidos.
  • Tacómetro: Instrumento que mide la velocidad a la que trabaja el motor de un carro, expresado en revoluciones por minuto (RPM).
  • Odómetro: Se encarga de medir el kilometraje total recorrido en toda la vida útil del vehículo y es uno de los principales indicadores que tienes que revisar si estás pensando en comprar un carro usado. 
  • Indicador de temperatura: Es una aguja de menor tamaño que indica qué tan caliente se encuentra el motor. Es importante checarla cada cierto tiempo, para evitar sobrecalentamientos que pudieran dañar el motor irreversiblemente.
  • Indicador de combustible: Muestra el nivel de combustible que hay en el tanque del automóvil o motocicleta.
  • Testigos del tablero: Son una serie de luces de distintos colores que muestran si un sistema del vehículo funciona correctamente o presenta problemas. Los reconocerás porque siempre aparecen en color verde, anaranjado o rojo.

7. Algunos ajustes iniciales importantes

Una vez que te encuentres frente al volante, si es un vehículo nuevo, te darás cuenta de que hay ciertos ajustes que debes hacerle para poder conducir de manera más cómoda y segura. 

Uno de los más importantes es el ajuste del asiento, el que puedes levantar e inclinar a gusto para que tus pies alcancen a accionar los pedales apropiadamente y tengas toda la visibilidad que necesitas. 

Asimismo, una vez que tengas el asiento en una posición cómoda, deberás ajustar los espejos laterales y el retrovisor principal del auto, con el fin de optimizar al máximo tu alcance visual hacia atrás, lo cual es esencial para reducir accidentes de tránsito.

Una vez que estés listo con estos primeros ajustes, observa tu entorno y asegúrate de que tu posición es la más cómoda antes de comenzar a avanzar. 

8. Usa tu cinturón de seguridad

conductor con el cinturón de seguridad puesto

El cinturón de seguridad es uno de los elementos que, actualmente, son obligatorios para cualquier vehículo automotor, por ello vienen incorporados de fábrica, con los más altos estándares de calidad, pues son una pieza clave para la prevención de muertes y lesiones en accidentes de tránsito. 

De hecho, se estima que este sencillo mecanismo, que se inventó hace más de medio siglo salva más de 100 mil vidas cada año en todo el mundo, por eso es una exigencia para cualquiera que se ponga frente al volante y también para sus acompañantes, tanto para el copiloto como los demás pasajeros. 

Antes de comenzar a andar, recuerda siempre ponerte el cinturón de seguridad y pon atención al sonido de “clic” que hace el botón del seguro una vez que se engancha correctamente el sistema. De la misma forma, si compras un carro usado, este es un aspecto que no puede tener fallas de ningún tipo, pues te expones a riesgos y sanciones en caso de no usarlo

9. Aprende a usar el freno de mano

El freno de mano es otra herramienta de seguridad que está al alcance de los conductores de vehículos motorizados y es esencial para estacionar al vehículo y evitar que este se mueva debido a la inclinación de la calle o por una fuerza aplicada sobre él. 

Eso sí, no te olvides de desactivar el freno de mano antes de partir, empujando la palanca hacia abajo, antes de partir, pues circular con el freno de mano puesto podría dañar tus llantas, el mecanismo de rotación de los ejes del vehículo y podría provocar una sobrecarga en tu motor.

10. Respeta los límites de velocidad donde te mueves

velocidad máxima permitida

Cada municipio y estado tiene sus propias normas de tránsito, las cuales debes conocer y respetar si te mueves en carro por la vía pública. En este sentido, uno de las reglas fundamentales para la buena convivencia vial es respetar los límites de velocidad establecidos en cada reglamento, los cuales se diferencian por zona y horario.

Además, a partir de este año 2022 rige la nueva Ley General de Movilidad y Seguridad Vial de México, un nuevo ordenamiento que busca integrar y coordinar los tres órdenes de gobierno (municipal, estatal y federal) en una sola normativa. En esta nueva ley se establecen los siguientes límites de velocidad, que se tendrán como referencia para la actualización de los reglamentos de Tránsito locales. 

  • Calles secundarias: 30 km/h.
  • Zonas urbanas: 50 km/h.
  • Avenidas y calles primarias: 50 km/h.
  • Carriles centrales de avenidas: 80 km/h.
  • Carreteras y autopistas estatales: 80 km/h.
  • Carreteras y autopistas federales: 110 km/h para automóviles, 95 km/h para autobuses, 80 km/h para transporte de bienes y mercancías.

11. Posición de las manos al volante

La posición de las manos en el volante es otro de los aspectos que debes cuidar, no solo por un motivo de comodidad, sino también porque seguridad. Esto, porque una correcta posición de las manos influye significativamente en experiencia de conducción, al permitir el correcto movimiento de tu cuerpo y, especialmente, tus brazos al dar la vuelta en tu carro.

La recomendación más frecuente, si nos imaginamos el volante como un reloj, es poner las manos a las diez horas con diez minutos, es decir, en la mitad superior de la circunferencia, una mano a cada lado del eje central.

Además, asegúrate de que tus brazos y codos hagan un ángulo de 90°, de esta forma se hace más fácil dar la vuelta y maniobrar el vehículo en casos de emergencia, cuando hay que reaccionar con rapidez para evitar choques u otros accidentes. 

12. Aprende a usar el embrague o clutch del coche

embrague o clutch del carro

Si hablamos de componentes que son clave para el buen funcionamiento de un vehículo, uno de los primeros que hay que mencionar es el embrague o clutch. Este instrumento se encuentra presente tanto en carros estándar como en automáticos, y su función es permitir la transmisión de las variaciones de potencia del motor a la caja de cambios y, finalmente, a las llantas.

Esto quiere decir que el clutch tiene un rol principal en la generación del movimiento del automóvil, por eso es importante saber cómo y cuándo accionarlo si quieres evitar daños en su mecanismo. 

13. Preferencias de paso, la clave de la convivencia vial

La preferencia de paso y la prioridad de uso son dos conceptos clave en la convivencia vial. Por un lado, preferencia de paso se refiere a la ventaja que se le debe dar a un usuario de la vía para realizar una maniobra en un punto de convergencia de distintos flujos de tránsito.

En tanto, prioridad de uso hace alusión a la ventaja que tiene un grupo de usuarios para ocupar un espacio definido por el reglamento correspondiente, como las calles peatonales, las banquetas o los cruces para peatones.

Así, saber cuándo tienes la preferencia y cuándo te corresponde ceder el paso es una parte clave de la conducción porque te permitirá evitar colisiones, atropellos e incluso el fallecimiento de otros usuarios de la vía. 

14. ¡Nada de celulares mientras conduces!

conductor checando su celular mientras conduce

El uso de dispositivos electrónicos como celulares y otros aparatos con pantallas táctiles durante la conducción está completamente prohibido en México porque este tipo de distracciones es una de las principales causas de accidentes de tránsito en el país.

Por eso, evita consultar tu teléfono si estás al volante, incluso si te encuentras detenido frente a un semáforo en rojo, puesto que puedes poner en peligro tu seguridad y la de otros ocupantes de la vía. 

Además, considera que existen multas y otras sanciones por manejar un auto mientras manipulas un dispositivo de este tipo. Por ejemplo, en la CDMX, esta infracción te puede costar entre 30 y 35 Unidades de Medida y Actualización (UMA), es decir, entre $3,257.1 a $3,799.95 en 2024.

Checa gratis si un carro tiene adeudo de multas y tenencias
user-vehicle
Autofact

15. Mantén la calma siempre

Esta es otra de las cualidades más valiosas de un buen conductor y, al mismo tiempo, una de las condiciones más difíciles de lograr cuando te enfrentas a situaciones de alto riesgo, ya que muchas personas pierden el control fácilmente, lo cual dificulta llegar a una solución o un buen desenlace.

Piensa en un accidente de tránsito, por ejemplo. Si alguien te choca por atrás y te levantas de tu asiento para golpear al conductor responsable de la colisión, solo te convertirás en un mal conductor y un agresor, complicarás las cosas y podrías terminar detenido por la Policía. 

En cambio, la forma correcta de actuar en estos casos es mantener la calma y siempre razonar antes de actuar. Pensar con la cabeza fría y medir adecuadamente los riesgos es clave para tener una buena experiencia de conducción y promover la buena convivencia vial.

Compartir
Subir

Checa Gratis si un auto tiene adeudo de multas y tenencias