Carta Factura de un auto o moto: ¿Qué es y para qué sirve?

Conoce más sobre la Carta Factura, en qué consiste, para qué sirve y cuál es la importancia que tiene este documento si estás pensando en comprar un vehículo usado.

14 de febrero 2023
Modo oscuro
Compartir

¿Qué es la Carta Factura vehicular?

Adquirir un carro, ya sea uno usado o un nuevo modelo, requiere de una serie de documentos que son imprescindibles a la hora de hacer el traspaso del vehículo.

El contrato de compraventa, las placas y la factura de la unidad son solo una parte de la documentación que necesitas en estos casos, pero ¿de qué se trata la Carta Factura de un auto o moto?

La Carta Factura consiste en un documento que te entregan cuando compras un auto con la ayuda de un financiamiento, como un crédito, por ejemplo.

Esta tiene vigencia en tanto continúes pagando las cuotas de tu préstamo y sirve para acreditar que estás cubriendo la deuda del vehículo y, por tanto, tienes el derecho a hacer uso de él.

En palabras simples, lo que la Carta Factura quiere decir es que el coche o moto en cuestión está en proceso de pago y que, una vez que termines de liquidar la deuda, este pasará a nombre tuyo, en un proceso que te detallaremos más adelante. 

Los responsables de emitir la Carta Factura son las agencias de venta de vehículos y las compañías financieras que otorgan los créditos para comprar automóviles, quienes, al finalizar con los pagos acordados, te entregarán la factura original correspondiente.

¿Cuáles son las diferencias entre la Carta Factura y la Factura Vehicular, propiamente tal?

Entérate del pasado, presente y futuro de un auto o moto, descargando el Informe Autofact

5 tipos de factura vehicular que tienes que conocer

Ya lo mencionábamos en la introducción: la Carta Factura es un documento provisional, pues tiene una duración limitada a 30 días, tiempo suficiente para hacer todos los trámites de control vehicular que son necesarios para poder circular sin problemas en un auto que acabas de comprar.

Sin este documento, tendrás problemas para realizar todos los trámites que son obligatorios cada vez que compras un auto o moto, como los trámites de emplacamiento, cambio de propietario, expedición de la tarjeta de circulación, etc. 

Pero la Carta Factura no es el único tipo de factura que existe. A continuación, te dejamos 5 formas de documentar la transacción de un vehículo que serán válidas dependiendo del tipo de compra que hagas:

  1. Carta vehicular o Carta Factura: Documento que entrega temporalmente la agencia automotriz y que certifica que serás el dueño del vehículo cuando termines de pagar el crédito solicitado. 
  2. Factura vehicular: Comprobante que te acredita como dueño y se entrega solo cuando compras un auto nuevo al contado o cuando terminas de pagar el crédito. 
  3. Factura endosada: Es el documento que recibes al comprar un carro usado de parte del dueño original y funciona como una prueba del cambio de propietario.
  4. Refactura: Se emite cuando la factura original se extravía y también sirve para acreditar la propiedad legal de un vehículo. 
  5. Factura de aseguradora: Este documento lo entrega la aseguradora del vehículo al momento de indemnizar el coche en caso de un siniestro. Generalmente, la aseguradora refactura el vehículo a su nombre y lo envía a remate, por eso, ten mucho cuidado si te encuentras con un auto o moto en venta que esté respaldado por la factura de aseguradora. 

Carta Factura de moto: ¿Es igual a la carta factura de un auto?

Carta Factura

En el caso de la Carta Factura de motos, las características del documento deberían ser las mismas que las que se presentan en el caso de los automóviles, puesto que está destinada, en general, para la compra de cualquier tipo de vehículo automotor que se destine a movilizarse por la vía pública.

En este sentido, los datos que se deben incluir en los formatos utilizados para coches y motos son los mismos, tal como revisaremos en la próxima sección y, de la misma forma que el documento para autos, este también es un comprobante de la posesión del vehículo, aunque judicialmente también ha servido para verificar la titularidad de la propiedad. 

Aun así, en rigor, la Carta Factura es solo para determinados fines y su duración es limitada, por tanto, no se recomienda comprar una moto o un automóvil usado si el propietario actual solo cuenta con esta carta. De hecho, si te ofrecen un vehículo con Carta de Factura solamente, es conveniente empezar a dudar del vendedor.

¿Qué datos incluye la Carta Factura?

Existen distintos formatos de Carta Factura, los cuales varían según la entidad emisora del documento. Así, algunos datos que se incluyen en la carta pueden variar, pero no te puede faltar ninguna información que sea necesaria para demostrar la propiedad del vehículo.

Así, los datos más importantes que encontrarás en tu Carta Factura son los siguientes:

  • Descripción del vehículo: se incluyen las características básicas de la unidad, como modelo, marca, año de fabricación, etc.
  • Importes realizados con base en las características del automóvil. 
  • Identificación de la entidad emisora del documento.
  • Nombre completo del comprador del vehículo. 
  • Vigencia del documento.
  • Costo total del vehículo. 

Considera que tener una Carta Factura en tu poder no te hace propietario del vehículo, solo indica que la propiedad pasará a tu nombre en cuanto termines de liquidar los adeudos pactados por la compra de la unidad. Es decir, recién pasarás a ser el titular una vez que completes el pago del financiamiento que obtuviste. 

¿Para qué trámites necesito tener la Carta Factura?

Carta Factura

La Carta Factura es un documento obligatorio si acabas de comprar un auto nuevo o moto a crédito, y lo tendrás que llevar contigo si quieres realizar los trámites de control vehicular más importantes, aquellos que te permitirán tener tu auto o moto en regla y con todos sus documentos al día. 

Algunos trámites que te exigirán contar con la Carta Factura son los siguientes: 

¿Por qué es importante tener la Carta Factura de mi coche?

La Carta Factura, al igual que la factura vehicular, son documentos que funcionan como garantía cuando compras un vehículo, ya sea nuevo o usado, pues demuestra que el propietario anterior te cedió los derechos del bien y, por tanto, la autoridad correspondiente puede verificar la procedencia lícita del mismo.

Asimismo, algunos de los beneficios de contar con la carta de factura son:

  • Te protege contra el delito de encubrimiento por receptación, el cual puede acabar contigo en prisión por entre uno y tres años. Además, si eres acusado y sentenciado por cometer de este delito, tendrás que pagar una multa que asciende a tres veces el costo del carro. 
  • Te permite dedicarte al negocio de la compraventa de autos de manera oficial. 
  • Sirve para la contratación de una póliza de seguro de responsabilidad civil, las cuales son obligatorias para todo tipo de vehículos destinados a transitar por la vía pública.
  • Podrás realizar todos los trámites vehiculares obligatorios sin problema, ya que es un documento que se exige para hacer algunas diligencias, tal como te contamos anteriormente.

Por esto y más, no te olvides de solicitar este documento cuando compres tu auto nuevo, así te estarás evitando grandes dolores de cabeza a futuro y podrás circular tranquilamente por la vía pública, sin temor a encontrarte con un policía del Tránsito que te pida los documentos que son obligatorios para todos los conductores en el país. 

¿Comprarás un carro usado?
Consulta su historial de placas actualizado en el Informe Autofact
user-vehicle
Autofact

¿Qué pasa si pierdo la Carta Factura o me la roban?

Si perdiste la Carta Factura de tu carro o moto y todavía no has terminado de saldar la deuda del crédito que dio origen a la Carta Factura, puedes reemplazarla siguiendo estos pasos que detallamos a continuación:

  1. Dirígete al Ministerio Público: Ahí debes levantar el acta por el extravío del documento, lo cual sirve como protección legal para evitar toda clase de problemas causados por no poder demostrar que eres el nuevo propietario del vehículo.
  2. Preséntate en la agencia automotriz donde compraste el carro: En la agencia puedes pedir la expedición de una nueva Carta Factura una vez que se haya registrado como perdida. Esto dependerá de la empresa, considera que no todas las agencias acceden a la entrega de una nueva Carta Factura.
  3. Certifica la carta ante notario.
  4. Busca otros medios para acreditar la propiedad: Si lo anterior no funcionó por negativa de la agencia donde compraste el automóvil, tendrás que buscar otro mecanismo para solucionarlo. De eso se trata el juicio de Jurisdicción Voluntaria, que tiene como objetivo corroborar la posesión legítima del vehículo.
Compartir
Subir

Entérate del pasado, presente y futuro de un auto o moto, descargando el Informe Autofact