Cómo sacar un vehículo del corralón

07 de noviembre 2018

Periodista externa
Valoración: 3.7 (9 votos)

Circular, parar o estacionarse sobre vías peatonales o participar en arrancones son algunas de las causas por las que tu carro puede ser remitido al depósito vehicular, conocido también como corralón. ¿Cómo sacarlo de allí? Te lo contamos a continuación:

Revisa el Informe de una placa y conoce sus infracciones

Ingresa la Placa del vehículo

¿Por qué se pueden llevar un vehículo a corralones?

Estas son algunas de las causas por la que se pueden llevar tu carro a depósito vehicular, según lo establecido en el Reglamento de Tránsito del Estado de México:

  • Estacionarse sobre pasos peatonales y obstruir intersecciones.
  • Estacionarse sobre áreas de espera para bicicletas o motocicletas.
  • Circular o estacionarse sobre vías peatonales y ciclistas.
  • Circular o estacionarse en carriles exclusivos de transporte público en el sentido de la vía o en contraflujo.
  • Invadir carriles exclusivos de transporte público para dar vuelta a la izquierda, derecha o en “U”.
  • Estacionar el vehículo de la siguiente de la siguiente forma:
  • En la red vial primaria; pegado a camellones o glorietas; donde exista señalamiento restrictivo; en carriles exclusivos, confinados y/o prioritarios de transporte público; frente a bancos, hidrantes, entradas y salidas de vehículos de emergencia, gasolineras; centros escolares; rampas peatonales, rampas de acceso de vehículos, salvo que se trate de las del domicilio del propio conductor, siempre y cuando no se invada la acera o el tránsito de peatones; entradas y salidas peatonales de instalaciones de hospitales o centros de salud. Sobre las vías del ferrocarril; doble o más filas; en batería; en cajones exclusivos para personas con discapacidad; cuando no pague la infracción por haber sido inmovilizado.

  • Efectuar reparaciones a vehículos en la vía pública, salvo en casos de emergencia.
  • Participar en arrancones.
  • Cerrar u obstruir la circulación con vehículos, plumas, rejas o cualquier otro objeto.
  • Instalar dispositivos para el control del tránsito que obstaculicen o afectan la vía.
  • Utilizar símbolos y leyendas característicos de la señalización vial para fines publicitarios.
  • Colocar luces, dispositivos o cualquier objeto que confundan, desorienten o distraigan a peatones o conductores.
  • Efectuar trabajos en la vía pública sin contar con los dispositivos de desvío y protección de obra, así como la señalización en materia de protección civil.
  • Mantener un vehículo estacionado, una vez que sea requerido su retiro por la autoridad, cuando se realice obra pública o trabajos de servicios urbanos en la vía.
  • Dejar vehículos abandonados o chocados en la vía pública, por más de 15 días.
  • Carezcan de placas, tarjeta de circulación y sin seguro. Puedes encontrar más información en nuestro artículo Tarjeta de Circulación.

Puedes ver el listado completo de infracciones aquí.

¿Cómo lo puedo sacar?

De acuerdo a la información proporcionada por el Área de Atención Ciudadana de Ciudad de México, para retirar tu vehículo, debes presentar los siguientes documentos originales, más dos copias de cada uno en el corralón en el que se encuentre retenido.

  • Licencia de conducir vigente.
  • Identificación oficial vigente, que puede ser INE, IFE, pasaporte vigente, cartilla del Servicio Militar Nacional o cédula profesional.
  • Tarjeta de circulación vigente.
  • Póliza de seguro de auto vigente.
  • Recibo de pagos de tenencia vehicular. No debes tener deudas de infracciones y tenencias anteriores.
  • Si el vehículo no está registrado a tu nombre en la Tarjeta de Circulación, debes llevar la factura original o la carta factura endosada a tu nombre.

Si el vehículo está registrado a nombre de una Persona Moral, se debe llevar una carta firmada por el representante legal de la empresa, que certifique que el vehículo es propiedad de la misma. Además se debe presentar la factura original o carta factura vigente y la tarjeta de circulación vigente a nombre de la empresa.

¿Qué debo pagar?

Debes realizar el pago de multa, arrastre y derechos de piso correspondientes. Este monto puede variar de acuerdo al motivo por el cual se remite el vehículo al depósito, más el arrastre.

En caso de tener otras infracciones pendientes de pagar, éstas tendrán que ser cubiertas inmediatamente para poder sacar el vehículo del depósito vehicular.

Comentarios