Menú

Viajar con mascotas en el auto: ¿Cuándo sí y cuándo no?

¿Tu perro o tu gato te siguen a todas partes? En este artículo, entérate de las precauciones que debes tomar para llevar a tus mascotas en auto y los riesgos que conlleva el no cumplir con lo que exige la normativa de Tránsito vigente.

¿Cómo llevar correctamente a mis mascotas en el auto?

La mayoría de los mexicanos comparte su casa con alguna mascota. Así lo reveló la Encuesta Nacional de Bienestar Autorreportado (ENBIARE) 2021, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en sus últimos datos oficiales al respecto, que revelaron que casi en un 70% de los hogares viven animales domésticos, mayormente perros y gatos.

De hecho, son más de 80 millones de mascotas las que se contabilizaron en este estudio, entre los cuales los preferidos fueron los perros, con 43.8 millones de mascotas de esta especie, seguidos por los felinos, con un total de 16.2 millones, y 20 millones de otras especies.

Sin duda, los animales se han convertido en parte importante de la vida de las personas: son fieles amigos de niños y adultos, protegen el hogar que los acoge y nos acompañan a todas partes, incluso dentro del carro.

Pero ¿está permitido transportar animales dentro de un coche? En palabras simples, sí, puedes llevar a tu mascota en el auto si vas de paseo a un parque lejano o si viajas a otra ciudad, sin embargo, hay que tener algunos cuidados especiales para proteger la integridad de tu perro o gato y no infringir lo que dice la normativa de tránsito al respecto.

Los riesgos de llevar a tu mascota suelta dentro del auto

Ya sea una salida corta o un traslado de larga duración, llevar a tu mascota dentro del automóvil de forma segura es una parte clave del viaje, si no quieres que este se convierta en una mala experiencia para ella, para ti y para el resto de tu familia.

Para ello, lo primero que debes tener en cuenta es que no estás llevando un mueble o una caja; se trata de un ser vivo y, por tanto, puede moverse en cualquier momento o reaccionar de mala manera ante diversas situaciones, generando un peligro para la conducción del vehículo. 

En este sentido, tener a tu perro o gato fijo en un lugar seguro del auto es fundamental, pues llevar a un animal suelto dentro del habitáculo conlleva riesgos tanto para él como para todos los usuarios de la vía pública. Algunos de estos riesgos son: 

  • Distracciones al conductor, que pueden terminar en choques o atropellos de peatones.
  • Los animales podrían impedir la visibilidad al conductor, generando puntos ciegos.
  • Ante una colisión, el animal podría salir eyectado por el parabrisas y sufrir graves lesiones.
  • Los perros y gatos podrían asustarse y atacar al conductor o a los demás pasajeros debido al estrés que les produce, en algunos casos, el viaje en un automóvil.
  • Las ventanas abiertas son otra amenaza si llevas a tu mascota suelta, pues podrían asomarse demasiado hacia afuera y caer sobre el arroyo vehicular.
  • Si un agente de Tránsito te controla y ve a tu perro suelto dentro del carro, podrías recibir una multa en algunas entidades federativas. 

En definitiva, si planeas salir con ellos en el auto, piensa que son un miembro más de la familia y toma todas las precauciones necesarias para garantizar su seguridad y la de las demás personas que circulan por la calle en ese momento, poniendo atención a las normas de tránsito que hablan sobre este tema.

¿Me pueden multar por transportar a mis mascotas en auto?

En México, cada estado cuenta con su propio Reglamento de Tránsito o Movilidad, e incluso podemos encontrar regulaciones más locales, en cada ayuntamiento, así que todo depende de dónde residas o en qué lugares sueles transitar en carro llevando a con tu mascota.

Por ejemplo, si vives o te mueves por Ciudad de México, ten presente que la normativa de Tránsito que rige en el estado señala que está prohibido para los conductores “sostener, cargar o colocar personas o animales entre sus brazos y piernas”, tal como indica el Artículo 38 Reglamento.

En este sentido, no se restringe el hecho de llevar a tu perro o tu gato dentro del auto y tampoco se hace alusión a cómo hay que llevarlo de forma correcta, solo que no puede estar sobre tus piernas al momento de conducir, pues se considera una infracción de Tránsito y podrías ser sancionado por la autoridad.

La multa para quienes contravengan la norma va de los 10, 15 o 20 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA), que para el año 2024 equivale a $108.57. Es decir, la sanción monetaria podría ser de entre $1,085.7 a $2,171.4, además de restarte tres puntos a la licencia de conducir y un punto a la matrícula vehicular. 

Adicionalmente, si llevas a tu perro sentado sobre un asiento y este es tan grande que obstaculiza la visión hacia el exterior, también podrías ser multado por 5, 7 y hasta 10 UMA, un equivalente a entre $542.85 y $1,085.7.

¿Qué sucede en otros estados con las mascotas dentro del auto?

mascotas en auto

Fuera de CDMX, otras entidades federativas también mencionan a las mascotas o animales dentro de sus respectivos reglamentos de Tránsito y establecen lineamientos sobre qué hacer y qué no hacer en esta materia. 

El Estado de México no es la excepción, pues incluye, en el Artículo 90 de su Reglamento de Tránsito, facción I, la indicación de que todos los conductores de vehículos motorizados deben:

“Manejar siempre con precaución, en uso de sus facultades físicas y mentales, sin disminución alguna, que le impida manejar adecuadamente el vehículo de que se trate en términos de la licencia respectiva, y sin llevar en los brazos a personas, animales u objeto alguno”.

En este caso, infringir esta norma saldrá un poco más caro que en CDMX, ya que la multa es de 20 UMA, es decir, $2,171.4, considerando los valores actuales para la Unidad de Medición y Actualización fijadas por el INEGI.

Mientras tanto, en estados como Veracruz la norma también es clara, puesto que el Reglamento de Tránsito de este estado establece específicamente, en su Artículo 77, que los automovilistas no deben llevar entre o sobre las piernas “personas, mascotas u objetos que obstruyan su visibilidad”.

Los infractores que sean sorprendidos por la Policía o agentes de Tránsito cometiendo este tipo de falta serán amonestados verbalmente y, dependiendo de cada situación, pueden ser sancionados con multas que van de 5 a 15 UMA, lo que corresponde a entre $542.85 y $1,628.55.

full_report_widget_mx

10 consejos para llevar a tus mascotas en el auto

Si bien, en ninguno de los reglamentos de Tránsito analizados durante esta redacción se detalla cuál es la forma correcta de transportar a tu mascota en coche, en esta sección te dejamos algunos tips para hacerlo de manera segura, que puedes poner en práctica la próxima vez que salgas con ella:

1. Usa un cinturón especial para tu mascota: Existen unos elementos de seguridad similares a los cinturones de seguridad usados por las personas, pero adaptados para perros. Estos consisten en un arnés con una pequeña correa que, en uno de sus extremos, tiene un broche igual que el de los cinturones integrados en los vehículos automotores, por lo que queda fijo y seguro en caso de un siniestro vial. 

2. Cajas transportadoras para mascotas inquietas: Las transportadoras son una buena opción cuando el espacio dentro del auto es reducido o cuando el animal es muy grande y dificulta la visibilidad del conductor. Además, si tu mascota es demasiado inquieta y corres el riesgo de distraerte mientras conduces, también es excelente idea usarlas.

3. Ir con un acompañante: Si es posible, prefiere viajar con otros pasajeros que conozcan al perro o gato y puedan acompañarlo o contenerlo frente a una complicación. La misión de esta persona será poner atención al estado del animal en todo momento, tratar de comunicarse y atender sus necesidades durante el recorrido, lo que te ayudará a poner toda la atención en la conducción.

4. Llevar juguetes para hacerlo más ameno y evitar estrés: Si tu perro o gato es de esos animales que se estresa o se pone muy ansioso al andar en coche, llévale su juguete favorito para que se distraiga con él y no se ponga más inquieto de lo habitual. 

5. Prefiere el asiento posterior: Tal como ocurre con los niños pequeños, también es recomendable que los animales se ubiquen en los asientos posteriores del carro, pues corren menos riesgos frente a un choque frontal y se reducen las posibilidades de que pueda afectar a la persona que va manejando.

6. Nunca sobre tus piernas: Como vimos a lo largo del artículo, un buen conductor nunca llevaría a su perro o gato sobre sus piernas mientras estás frente al volante, porque podría afectar su concentración y desempeño manejando el carro.

7. Cierra las ventanas o ábrelas solo un poco: Es común ver perros asomando la cabeza a través de las ventanas de los autos en movimiento, pero esto no está bien. De hecho, representa un gran peligro para tu mascota, que podría saltar de un momento a otro sin que te des cuenta, provocando accidentes o incluso la muerte del animal.

8. Pañales para perros o cubiertas para los asientos de auto: Algunas personas deciden usar este tipo de elementos cuando viajan con sus perros en el coche porque así se evitan tener que limpiar el tapiz de los asientos en caso de que necesiten “ir al baño” urgentemente. 

9. Poner atención a lo que comunica tu mascota: Ya sea que vayas solo con tu mascota o con otras personas, estar atento a lo que ella te quiere decir es muy importante para que se sienta tranquila y segura. Recuerda que no pueden hablar, y su mejor forma de comunicar es a través de sonidos, movimientos y gestos faciales que es necesario aprender a interpretar.

10. No dejarlo solo jamás: Finalmente, recuerda que las mascotas son como niños pequeños y, por tanto, no debes dejarlos solos dentro del auto y mucho menos con las ventanas cerradas, dado que podrían sufrir de asfixia por el calor o la falta de oxígeno al interior del habitáculo.

Compartir
Subir