Riesgos al comprar un carro usado

10 de diciembre 2018

Periodista externa

Adquirir un vehículo con multas, kilometraje adulterado o clonados son algunos de los peligros que se corren al momento de comprar un auto usado si no se toman los resguardos correspondientes. Conoce más detalles en el siguiente artículo:

Conoce el Informe Autofact de cualquier placa y revisa sus antecedentes antes de adquirir tu siguiente coche

Ingresa la Placa del vehículo

Estos son los riesgos más comunes al comprar un carro usado:

No poder hacer la transferencia o traspaso

El carro puede tener limitaciones a la propiedad y esto implica que no podrá ser traspasado a tu nombre. Esta situación se produce, generalmente, porque el vehículo se encuentra como garantía de un crédito adquirido por la persona que lo está vendiendo o por una orden judicial que impida su traspaso, como un embargo o alguna otra situación legal.

Multas vehiculares no pagadas

Si compras un auto usado que traiga multas de tránsito, deberás hacerte cargo del pago de estas infracciones, ya que la deuda queda asociada a la placa del carro y no a la licencia del conductor. El no pagar estas multas te impedirá renovar la verificación vehicular.

Kilometraje adulterado

Hay algunos talleres donde se altera el kilometraje para que el auto sea más atractivo para el comprador, además de poder venderlo a un precio más alto. Usos que desconoces: El auto que estás comprando pudo haber sido un taxi o haber pertenecido a una empresa, lo que implica que ha sufrido un mayor desgaste que un auto de uso particular. Estos datos generalmente se ocultan, ya que claramente nadie quiere comprar un carro que perteneció a una empresa transportista o un Rent a Car.

Auto robado

Estos autos suelen ofertarse a precios muy bajos para tener pronta salida de ellos. Si caes en la tentación, la alegría durará poco porque estos vehículos son buscados por la ley.

Auto clonado

Clonar un auto consiste en tomar sus registros y copiárselos a otro para que no sea buscado por robo. Tarde o temprano estos casos siempre terminan siendo detectados por las autoridades policiales.

Que haya sido declarado con pérdida total

Un auto declarado en pérdida tras sufrir un accidente grave es vendido a un lote, donde es reparado y posteriormente puesto a la venta. Si desconoces este historial, esto puede darte problemas mecánicos en el mediano plazo, sobre todo si la reparación se hizo a medias para abaratar costos. Un auto así no podrá ser asegurado y a la larga puede salir más caro que uno nuevo.

Verificación vehicular fallida

Si un auto no pasa esta prueba, quiere decir que presenta problemas mecánicos que se deben reparar para que siga en circulación. Si estos problemas no se corrigen, al comprar el carro estarás heredando todos los costos que conlleva arreglarlo, además de pagar la multa por la verificación vehicular atrasada.


Si bien estos riesgos están siempre latentes, la compra de un auto usado sigue siendo una buena alternativa si tomas precauciones. Para ello, puedes descargar el Informe Autofact, ingresando la placa patente del carro, y podrás acceder a registros de inscripción, robos reportados e infracciones en el Estado de México y el DF.

Comentarios

INFORME AUTOFACT

¡Únete a nuestros amigos en facebook!