Carros de colección: Los 10 mejores de todos los tiempos

Este listado podría tener 20, 30 o 40 autos; la industria de mediados del siglo pasado dejó mucho legado. Aquí te hacemos una breve aproximación a los más icónicos modelos.

Los mejores autos de colección de la historia

Los clásicos tienen vida propia; y como no si hasta fines de los años 70 el grueso de la industria buscaba tres cosas en sus vehículos: estilo, potencia y performance. Nada de ahorro de gasolina y esas complicaciones que vivimos hoy en día.

Por aquellos años se competía por quién tenía el carro más potente, más rápido, más estiloso y más apetecido por todos. A la vez, muchos modelos del listado han salido en varias películas de acción intentando transformarse en un héroe icónico sobre ruedas. 

La industria de mediados del siglo XX permitía diseños extravagantes, alerones grandes, exceso de caballos de fuerza y poco o nada de medidas de seguridad. Sin embargo, todos los vehículos que te mostramos a continuación son los coches de colección más apetecidos de la historia. Solo seleccionamos 10, pero hay varios más. 

full_report_widget_mx

Mercedes Benz 300 SL 1957

Entre los años 1954 y 1963 se fabricó el famoso alas de gaviota alemán, el Mercedes Benz 300 SL, el cual era capaz de alcanzar los 245 km/h de velocidad máxima y aceleraba de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos.

Tiene un motor de 6 cilindros en línea con más de 240 caballos e inyección directa; una caja de cambios de 4 marchas y un peso bruto de 1.300 kgs. Su nombre 300 SL, se lo debe a que su cilindrada es de 3.0 litros y la sigla SL quiere decir Sport Leicht, o bien deportivo ligero.

Se fabricaron cerca de 3.200 unidades en el período en que duró el Mercedes Benz 300 SL. Al día de hoy existen pocos modelos dando vueltas. Su precio en algunos casos roza el millón de dólares.

Cadillac Eldorado 1959

Eldorado es un coche de Cadillac que se fabricó desde los años 50 hasta el 2002, pero fue en 1959 donde se transformó en ese agresivo modelo con aletas enormes, lunetas con forma de cohetes y un parabrisas panorámico y como no si hay que poder controlar un V8 de 6,4 litros y 345 HP.

Jaguar E-Type 1961

Hasta el mismísimo Enzo Ferrari dijo una vez que el E-Type es el auto más hermoso de todos los tiempos. ¿Están de acuerdo? Varios podríamos estarlo. El super deportivo inglés acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y pese a eso su consumo de combustible no es tan elevado (7,5 km/l).

Hay varias versiones, incluso algunas que alcanzan los 12 cilindros. En este caso es un 3,8 litros de y 6 cilindros en línea con caja automática Syncromesh. Alcanza los 265 caballos y tiene frenos de disco en las cuatro ruedas.

Ford Mustang Mach 1 1969

Mach 1 es la unidad de medida para la velocidad del sonido: 1.234,8 km/h. De ahí el origen del nombre de otro colosal de la familia Mustang. Además de los Shelby y Boss, también estaba el Mach1 un V8 con carrocería fastback, con un motor de 5,7 litros y 250 caballos con una transmisión manual de tan solo tres marchas.

De fábrica, había modelos con carburador de 4 gargantas, los que incrementaban la potencia hasta los 290 caballos. Más adelante aparecen motores más grandes de este Mustang, como un motor 6,4 litros con 320 caballos, el que sería reemplazado por uno de 5.8 litros que llegaba a los 300 caballos. Un dato extra, los Mustang Cobra, ya son otra cosa: 7 litros y más de 350 caballos.

Aston Martin DB5 1964

El carro de James Bond. En varias películas de este clásico del cine, puedes ver este Aston Martin DB5. Un coche Gran Turismo al más puro estilo Porsche, pero inglés. Un motor de 6 cilindros en línea de 4.0 litros que en su mejor versión alcanzó los 325 caballos.

Su velocidad máxima es de 233 km/h y se ofrecía con caja manual de 5 velocidades o automática con 3. Como todo super deportivo de la época, tenía tracción trasera y se fabricaron apenas 1.059 unidades.

Un dato curioso: su inyección era alimentada por 3 carburadores

call_to_action

Ford Mustang Shelby GT 350 1965

El Shelby tiene una larga historia, primero fue el Mustang Shelby a secas, luego la línea de los GT 500 y GT350 para terminar con la gama de los gigante Mustang Shelby Cobra.

La versión GT500 tiene una protagónica aparición en 60 segundos, cuyo personaje se llama Eleanor. Si no la viste, pues vela. En tanto, el Shelby GT350 es un motor de 4.7 litros V8 con 271 caballos, los que modificando el carburador ascienden a más de 300 HP.

Al igual que otros super deportivos de la época, el Shelby GT350 se ofrecía con caja manual de 4 velocidades o automática con tan solo 3. La versión top de este Mustang incluso se usó para las carreras de autódromo, cumpliendo las normas de Sport Class Club of America, SCCA.

Chevrolet Camaro RS/SS 1967

Corría el año 1967 y el super deportivo de Chevrolet irrumpía en el mercado norteamericano, cumpliendo apenas dos años de vida, estrenando su última versión en 1969. Sin embargo, fue una breve historia y más que suficiente para pasar a las vitrinas como uno de los 10 mejores clásicos de la historia.

En paralelo, por aquellos años, músicos como Jimmy Hendrix o Janis Joplin, también tuvieron vidas musicales cortas, pero suficientes para trascender. Estaban las versiones RS y SS, cada uno podía escoger según las configuraciones en motorización y accesorios.

Habían dos tipos de motores un V8 de 5.7 litros con 288 caballos, o bien el de 6.5 litros y 330 HP. Más adelante aparece el Z28 con freno de disco y un pequeño V8 de 4.9 litros, pero con carburador de cuatro gargantas.

Plymouth Barracuda 1969

Otro fastback en este ranking, se trata del Plymouth Barracuda, otro icónico de fines de los 60 y comienzo de los 70. En particular, la versión del año 1969 escondía un motor de 6.4 litros, que liberaba 330 caballos o más. Sin embargo, la versión Super Commando 440 lo hizo crecer y mucho: más de 7 litros de cilindrada.

Ford Mustang Boss 1969

Otro gigante. El Mustang Boss tenía un motor V8 429, es decir 7.030 cc y más de 370 HP, una real bestia. Pese a que de cilindrada es similar al motor del Mustang Cobra, el motor del Boss era diferente, puesto que cortaba inyección a mayor cantidad de vueltas llegando a las 7.000 rpm.

También aportan a su performance el carburador Holley de 4 gargantas, inducción de aire tipo Ram- Air y líneas de escape de competición. Aunque se declaró que su potencia estaba entre los 360 y 370 caballos, hay algunos que sostienen que su potencia real superaba los 500 caballos, ¿mito? ¿pasión tuerca?.

Pontiac GTO 1964 a 1973

Cerramos la lista con un maquinón. El Pontiac GTO fue un turismo fabricado por casi 10 años por la marca norteamericana. Es considerado el padre de los muscle car y fue el primero que dio inicio a una tendencia rodeada de musculosos V8 de mediados y fines de los 60 y 70’s.

El GTO ofrecía un motor V8 de 5.4 litros y otro de 6.4 litros; siendo este último el paso de marchas hacia una segunda generación que ostentó superar las 400 pulgadas cúibicas, unos 6.6 litros de cilindrada con más de 360 caballos de potencia.

Se ofrecía con caja automática de 2 o 3 marchas y estándar con 3 o 4. Además su consumo rondaba los 6,4 km/l. Aceleraba de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos, haciendo el cuarto de milla en 15, 8 segundos a más de 150 km/h.

Otros modelos clásicos interesantes

  • Chevrolet Chevelle SS 1969
  • Plymouth Hemi Cuda 1970
  • Chevrolet Corvette Stingray C3 1968
  • Dodge Super Bee 1968 a 1971
  • Chevrolet Camaro Yenko 1969

Fuente imágenes: DW Noticias y Quatro Rodas

Compartir
Subir