Negociar el precio de un coche de segunda mano

Mantener la calma, hablar lo justo y necesario; además de conocer las características de lo que se quiere comprar es clave para regatear y llegar a un buen precio.

¿Cuál es su último precio?

Cuando llega la hora de comprar un carro, hay que preocuparse de muchas cosas, entre ellas, el precio que vas a pagar por comprar ese coche usado que tanto buscaste.

Si compras en un local de compraventa de carros o en un remate tienes pocas opciones de regatear el precio, pero si compras el coche a un particular, ahí es donde puedes negociar el valor del vehículo.

Si en una publicación que viste en internet dice “precio conversable” o “precio negociable”, ¡bingo! Ahí con seguridad el dueño del carro podría tener la disposición de negociar el valor. Esa persona a veces ya sabe hasta cuándo está dispuesto a descontar del valor.

Sigue estos consejos para negociar el valor de un coche

Debes ser inteligente y estar con la mente fría si quieres negociar bien el precio de un carro. Tienes que estar informado sobre el modelo del carro, sus falencias, su reventa y sus puntos fuertes, entre otras cosas. Es la mejor forma de conocer qué herramientas tienes para regatear.

1.- Conocer el modelo de coche que quieres comprar

Tienes que hacerte la pregunta “¿para qué quiero o para qué necesito el coche?”. Sabiendo eso, investiga las marcas y modelos que están al alcance de tu bolsillo y llenan tu paladar tuerca.

Como te dijimos, es tremendamente importante que conozcas las virtudes y limitantes de el o los modelos de coche que vas a cotizar y probar para comprar. Investiga entre tus amigos, familiares o colegas del trabajo si es que han tenido el mismo modelo y si tienen algo que decirte al respecto.

Es fundamental conocer bien el modelo, porque podrían venderte un auto con modificaciones mal hechas que no percibes si no conoces el modelo. Ojo con eso.

2.- Cotiza modelos similares en el mercado

No te quedes con el primer modelo que veas y así puedes saber si uno u otro modelo es mejor y más adecuado para ti. Cotizar y mirar te va a dar una idea de en qué estado en general se encuentran algunos coches de ciertos años. Todo esto es información para tu regateo.

Para cotizar mejor, puedes revisar nuestro Informe de Precios de Autofact, que te entregará valores de distintos años y versiones de un determinado modelo de carro.

Es bueno conocer los valores de el o los modelos que buscas, pues es la única forma que sepas si un coche está muy caro o no. Si no conoces el modelo y te ofrecen un valor inflado, tu regateo, aunque resulte será en vano; de todas formas pagarías alto.

3.- Investiga sobre el prestigio de marcas y modelos

Es fundamental que sepas cómo es una marca u otra; si pierden mucho valor con los años o si son difíciles de vender. Es clave que lo conozcas todo.

Ten mucho ojo, porque quizás encuentras el coche de tus sueños, pero tal vez no aguante lo que una marca más tradicional, o bien no lo podrás vender en el futuro por su escasez de autopartes o servicios mecánicos, además de su dudosa calidad.

En la gran mayoría de los casos hay marcas tradicionales y masivas que no fallan, como Toyota, Nissan, Fiat, Chevrolet, Volkswagen, Jeep, Ford entre otros.

No busques un auto demasiado exclusivo, tarde o temprano será un dolor de cabeza.

4.- Siempre habla poco y con calma

Quizás sientes que encontraste ese coche que tanto buscabas, está hermoso, lindo de pintura, de llantas, con su documentación ok; pero calma, nunca muestres ansiedad si quieres negociar el valor de un coche usado.

Si viste sus fotos y te gustó, no lo demuestres tanto e intenta no demostrar muchas emociones. Puede ocurrir también que lo vayas a probar y sientas que está perfecto, que es para ti. Ni siquiera digas lo que harías cuando el coche sea tuyo, es mejor guardar silencio ahí.

Si vas a regatear, que el vendedor del coche ni se entere de los sueños que pasan por tu cabeza. En lugar de hacer comentarios que alaguen el vehículo, busca cuestionar lo que puedas y sea razonable de cuestionar.

Por ejemplo, si los neumáticos están algo gastados, podrías pedir una rebaja del valor porque habrá que reemplazar las llantas; o bien si tiene los frenos algo largos o el parabrisas quebrado, por nombrar algunas fallas o situaciones menores.

Si muestras ansiedad o hablas mucho tu regateo no tendrá éxito, salvo que el dueño tenga apuro por vender el coche y necesite el dinero.

¿Comprarás un carro usado?
Consulta su historial de placas actualizado en el Informe Autofact
user-vehicle
Autofact

5.- ¿Cuál sería el último precio?

Cuando ya hayas revisado y probado el coche por completo y no tienes nada más que agregar o preguntar, entonces llegó la hora de decir: “Entonces, ¿Cuál es su último precio?"

Te podría suceder lo siguiente:

  • Que el dueño te contra pregunte y te diga “¿Cuánto me ofreces?
  • Otra respuesta típica del dueño del coche es: “ya bajé el precio, lo tenía publicado más caro”.

En ambos casos debes considerar todo lo que te dijimos para que regatees bien. En el primer caso si el vehículo está publicado, por ejemplo, a $210.000, quizás el dueño está dispuesto a bajarse a $200.000.

A veces de forma implícita, precios así están pensados para que cuando alguien regatee llegue hasta una cifra redonda como $200.000.

Cuando vayas a regatear un coche considera también:

  • Posibles reparaciones o mejoras que necesite
  • Costos de transferencia de dominio y otras documentaciones
  • Recuerda, siempre habrá algún aspecto de un coche usado que servirá como argumento para negociar el precio. Es raro que un auto usado no tenga absolutamente ningún defecto. Si te informas bien y conoces el modelo, sabrás por dónde comenzar a bajarle el precio al vendedor.
Compartir
Subir