Autos chocolate

17 de diciembre 2018

Periodista externa

Hay un porcentaje significativo de vehículos que se compran fuera de México para después internarlos en nuestro país. Conoce los pros y los contras de esta práctica.

¡Consulta los datos de una placa acá!

Ingresa la Placa del vehículo

¿Qué son los autos chocolate?

Comúnmente se denomina “autos chocolate” a vehículos que son importados desde Estados Unidos, Canadá o países de Centroamérica, cuyas marcas o versiones generalmente no son comercializadas en México.

Según datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, AMDA, entre los años 2006 y 2008, los vehículos usados importados superaron el número de vehículos nuevos vendidos en México; y aunque en 2017 la cifra bajó a un 8,1%, sigue representando un número importante de vehículos que se adquieren fuera de nuestro mercado automotor.

¿Qué problemas pueden tener?

Autos descontinuados: Gran parte de estos autos corresponde a versiones de vehículos que las marcas ya no están fabricando, por lo que además de comprar un carro que no se comercializa en el mercado mexicano, estás adquiriendo un producto obsoleto.

No tienen el respaldo de una concesionaria: Si al llegar a México descubres que el auto trae algún problema mecánico o eléctrico, es muy probable que te cueste mucho encontrar un taller especializado donde poder repararlo.

Son más difíciles de asegurar: Aunque la importación se realice por la vía legal, si el vehículo no se comercializa en el país, tendrás más dificultades para que una compañía acceda a asegurarlo.

Problemas mecánicos: Muchos de estos carros traen fallas mecánicas que la mayoría de las veces no se pueden reparar, debido a que no hay disponibilidad de repuestos o son muy costosos. Sobre esto mismo, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, AMDA, aseguró que se importan vehículos declarados pérdida total en Estados Unidos, tal como se informa en El Universal.

¿Conviene comprarlos?

Tendrías que poner en una balanza lo positivo y lo negativo de este tipo de vehículos para luego sacar una conclusión. Ya te comentamos más arriba sobre los problemas que pueden tener y ahora te dejamos un listado con los factores que los favorecen:

Más opciones: Al pasar la frontera, se amplía la variedad de vehículos para escoger.

Más asequibles: Sus precios suelen ser más bajos que el de los autos que se comercializan en México.

Estándares de seguridad americanos: Tienen sistemas de seguridad asociados a ley estadounidense. En la mayoría de los casos, los autos usados que se comercializan en México no poseen el nivel de equipamiento de seguridad que sí tienen vehículos que se fabricaban en EE.UU en el año 2000.

Conoce los estándares de seguridad de los autos en México

Vehículos únicos: Puedes acceder a diseños originales e innovadores.

Consejos básicos para comprarlos:

Si te has decidido a comprar un vehículo fuera de nuestras fronteras, toma en cuenta los siguientes puntos:

  • El carro debe haber sido fabricado o ensamblado en América del Norte (Canadá, Estados Unidos o México) para que lo puedas importar de forma legal.
  • Deben ser vehículos con ocho o nueve años de antigüedad respecto a la fecha que se realizará la importación.
  • Una vez que has comprado el carro, para importarlo debes hacerlo a través de un agente aduanal, quien, entre otras cosas, tramitará una certificación medio ambiental y verificará que el auto no tenga reporte de robo.

Comentarios

INFORME AUTOFACT

¡Únete a nuestros amigos en facebook!