Cómo limpiar el motor del vehículo

17 de noviembre 2019

Periodista externa

Dentro de los cuidados que se debe brindar a un auto está la limpieza del motor, práctica que ayudará a evitar la corrosión y problemas mecánicos que puedan generarse debido a la acumulación de suciedad.

Conoce el pasado de un auto ingresando su placa acá,.

Ingresa la Placa del vehículo

Limpieza de motor de un carro

El motor es una de las partes más importantes del vehículo y una avería por falta de limpieza o mantención puede llegar a transformarse en un gasto mayor.  Por ello, este elemento del carro debe limpiarse con regularidad y aunque la primera recomendación que entregamos en Autofact es acudir a un taller especializado, hay quienes prefieren realizar la limpieza en casa.

Si tu alternativa es la segunda opción,  te compartimos algunos consejos que pueden ayudar en el proceso:

1. Preparar el carro

Primero, debes revisar la temperatura del carro. Si hay mugre acumulada desde hace mucho tiempo, lo más probable es que necesites calentar un poco el vehículo para que se suelte la suciedad.

Luego, puedes utilizar una máquina de aire a presión para eliminar la basura que queda bajo el capó.

2. Asegurar las zonas delicadas

Una vez quitada la mugre superficial, para evitar daños en el motor, debes cubrir con un plástico todas las partes delicadas, como batería, distribuidor, componentes eléctricos, filtros y carburadores.

3. Desengrasar

Con el paso del tiempo, hay partes del motor que acumulan grasa, por lo que es necesario retirarla con la ayuda de un desengrasante y  una brocha para llegar a las zonas más complejas. 

4. Lavado

No utilices agua a presión. Emplea más bien un pequeño dosificador que te permita lanzar el agua de manera suave en todo el motor, teniendo cuidado con aquellas piezas que han quedado cubiertas de plástico.

Para esta parte del proceso, puedes utilizar un limpiador de uso múltiple, el que debes distribuir por todo el motor con una brocha y pinceles para llegar a los lugares difíciles.

5. Secado

Ya habiendo terminado el lavado, debes secar el motor con una toalla o con aire. Por seguridad, es recomendable dejar abierto el capó por unos minutos para que se evapore toda la humedad que haya quedado en las zonas más estrechas.

Finalmente, puedes retirar los plásticos con los que cubriste las zonas delicadas del motor.

Comentarios

INFORME AUTOFACT

¡Únete a nuestros amigos en facebook!