Tipos de préstamos para comprar un carro

Existen variadas alternativas para financiar tu carro. Algunas son más inmediatas y sencillas, pero involucran un alto interés. Otras son más convenientes, pero requieren de mayores requisitos y tiempo. Aquí te contaremos un poco más sobre cada una para que puedas tomar la decisión que más se adapte a tus necesidades:

15 de abril 2021

Antes de comprar un carro usado revisa su placa acá.

Ingresa la Placa del vehículo

¿Qué alternativas de financiamiento automotriz tengo?

Por el costo asociado a la compra de un vehículo, en la mayoría de los casos no siempre es posible pagar el 100% del carro, por lo que se debe acudir a préstamos que permitan un pago a largo plazo. Entre estas opciones se encuentran las siguientes:

Crédito bancario:

Acudir a un banco es una de las alternativas más comunes para pedir financiamiento, porque la solicitud y la aprobación son procesos relativamente rápidos, sobre todo si ya tienes una cuenta bancaria abierta. Además, en comparación con otras opciones, el sistema bancario sigue ofreciendo tasas de interés más bajas que los otros modelos financieros.

Estos son los requisitos que se pide en la mayoría de los bancos:

  • Comprobante de identificación oficial.
  • Acreditar ingresos.
  • Tener un buen historial crediticio.
  • Si tus ingresos no son lo suficientemente altos, el banco te pedirá contar con un aval que responda por el crédito en caso de que no cumplas con los pagos.

Crédito directo de la concesionaria:

Las mismas empresas que comercializan autos nuevos y usados suelen tener sus propios sistemas de financiamiento, cuyos procesos de aprobación pueden ser más expeditos que los bancos y generalmente no piden tanta documentación.

Sin embargo, debes tener presente que este tipo de entidades de financiamiento manejan tasas de interés más altas, por lo que si ésta es tu alternativa, te recomendamos que las estudies y compares para que te quedes con la que tenga la oferta más conveniente.

Crédito con garantía hipotecaria:

Si estás dispuesto a utilizar tu casa como garantía, esta alternativa te puede servir si estás seguro de que podrás pagar el préstamo, de lo contrario, pondrás en juego tu vivienda.

¿Qué otras opciones existen de financiamiento para comprar un carro usado?

Leasing o arrendamiento:

Este mecanismo consiste en que una empresa compra el auto y te lo da en arriendo por un periodo determinado, con una renta que se fija al momento de la compra. Durante este tiempo, debes hacerte responsable del mantenimiento y reparación que el auto necesite.

Una vez que finaliza este plazo, tú puedes devolver el vehículo a la empresa que te lo arrendó, refinanciarlo o comprarlo. Debes tener presente que con esta modalidad no eres dueño del vehículo hasta finalizar el contrato, habiendo pagado el importe restante.

Para tener en cuenta:

  • Antes de asumir una responsabilidad con cualquier entidad financiera, revisa siempre tus finanzas personales para que solicites un monto que efectivamente puedas pagar mes a mes. Mantener un buen comportamiento crediticio te puede ayudar a lograr mejores condiciones al momento de negociar un crédito en el futuro.
  • Revisa siempre el costo total del crédito y compáralo con el monto que estás solicitando. El Banco de México cuenta con una calculadora del Costo Anual Total, CAT, que te puede servir para tener una idea.
  • Antes de tomar una decisión, compara opciones entre las distintas entidades crediticias y revisa el costo de los seguros que están asociados a los créditos, ya que estos últimos pueden hacer variar significativamente el monto mensual que deberás pagar.

También te puede interesar:

Autos usados a crédito

Crédito Bancomer para compra de autos

Los costos asociados a la compra de un auto

 

Queremos saber tu opinión

Obtén tu Informe full Autofact
Gratis

Antes de comprar un carro usado revisa su placa acá.

Ingresa la Placa del vehículo